¿Qué es la oculoplastia?

Con el envejecimiento, el colágeno y Ia elastina se descomponen más rápidamente de lo que el cuerpo es capaz de regenerar

Dra. Marta Mármol. Oftalmóloga C.O. Barraquer

El ser humano está diseñado para envejecer. Un proceso biológico en el que, además de intervenir el factor genético, influyen los ambientales y los hábitos de vida poco saludables, responsables de acelerar el envejecimiento. El espejo es el termómetro que delata este proceso irrefutable. Aunque muchos desean la eterna juventud, lo ideal es envejecer con dignidad; eso sí, con matices y recurriendo a las bondades de Ia medicina profesional para difuminar el paso del tiempo.

En los últimos años ha aumentado el interés por los tratamientos de estética y cirugía tanto en mujeres como en hombres, porque cada vez es mayor la preocupación por sentirse joven y dar una buena imagen de salud y naturalidad. A todo ello se une que es cada vez mayor el número de personas que, sin presentar una patología previa, sí demanda una mejora de su imagen, especialmente a nivel oculofacial.

Una de las primeras zonas donde notamos el paso del tiempo es alrededor de los ojos, donde encontramos la piel más fina y delicada del rostro. Con los años, la claridad y viveza de la mirada que caracterizan la juventud se va perdiendo por el crecimiento excesivo de piel en los párpados superiores o Ia aparición de bolsas grasas en los párpados inferiores -y arrugas como las patas de gallo- que van entristeciendo y apagando la expresión de nuestros ojos. Con el envejecimiento, el colágeno y Ia elastina se descomponen más rápidamente de lo que el cuerpo es capaz de regenerar, haciendo que la piel pierda elasticidad y causando la aparición de arrugas y bolsas.

La oculoplastia es la rama de Ia oftalmología especializada en los tratamientos y técnicas quirúrgicas para solucionar o minimizar esta situación. En el departamento correspondiente, en función de la exploración concreta, se realiza el tratamiento pormenorizado de aquellas estructuras que se consideran deterioradas, reparándolas y devolviendo al rostro un rejuvenecimiento armónico y funcional. Nuestro objetivo es restaurar la anatomía original del sujeto joven, devolviendo a los pacientes una mirada fresca y relajada.

No se debe caer en el error de simplificar los tratamientos oculofaciales reduciéndolos a retirar o estirar la piel sobrante de los párpados, puesto que el paso del tiempo afecta a otras estructuras que también se han de reparar para obtener el resultado armónico y natura que pretendemos. Actualmente conseguimos excelentes resultados cosméticos con la combinación de distintas técnicas: la cirugía cosmética palpebral, con la blefaroplastia como estandarte; la aplicación de toxina botulínica para mejorar la expresión y las arrugas perioculares; y el Thermage CPT System, tecnología no quirúrgica de última generación para prevenir y combatir el envejecimiento de la piel, de forma no invasiva e indolora, y alcanzando resultados en una única sesión.

En las unidades de oculoplastia, tras estudiar cada caso, se ofrece la mejor alternativa en función de las necesidades requeridas. Contrarrestar el efecto del paso del tiempo es, hoy en día, algo posible en manos expertas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.