La importancia del hierro en embarazadas y otros colectivos

Por el Dr. Francisco Carmona. Jefe Servicio Ginecología del Hospital Clínic de Barcelona

La falta de hierro es el déficit nutricional más frecuente alrededor del mundo y sigue siendo la causa de anemia más importante tanto en los países en vías de desarrollo como en el mundo desarrollado, incluyendo Europa, y es mucho más frecuente en mujeres que en hombres. La incidencia anual de anemia por deficiencia de hierro en España se cuenta entre las más altas de Europa y en 2011 se situaba por encima del 22‰ entre las mujeres y casi en el 5‰ entre los hombres.

Las causas de deficiencia de hierro varían, en nuestro medio en función del género y de la edad del segmento de población estudiado, siendo el sangrado menstrual abundante la causa más frecuente entre las mujeres en edad reproductiva mientras que las enfermedades gastrointestinales lo son entre los hombres y los pacientes de edad avanzada.

El déficit de hierro y la anemia consecuente tienen una importante influencia negativa en la calidad de vida de las pacientes ya que aquel elemento es un componente esencial de muchos complejos enzimáticos y juega un papeo primordial en muchas funciones celulares y su déficit puede ser responsable de disfunción mitocondrial, función enzimática alterada, modificaciones estructurales en algunas proteínas y síntesis alterada de algunos neurotransmisores. Todo ello explica los síntomas presentados por los pacientes afectados como cansancio, perdida de productividad laboral, alteraciones cognitivas y déficits de concentración y disminución de la capacidad física, así como los síntomas clásicos de la anemia como la glositis, la coiloniquia o la pica. Además, se calcula también que el déficit de hierro es responsable de 800000 muertes al año en el mundo.

Desafortunadamente, aún existe la creencia de que dicho déficit de hierro y la anemia consecuente solo ocurren en mujeres embarazadas que deben ser, por tanto, el único grupo que reciba suplementos; sin embargo, niños y mujeres en los extremos de la vida reproductiva (adolescencia y perimenopausia) son grupos de riesgo para desarrollar deficiencias de hierro por lo que deberían recibir suplementos ya que por un lado, previene de manera eficaz la anemia ferropénica y, por otro, la corrección de los valores de hierro revierte los síntomas y recupera la calidad de vida de las pacientes con rapidez.

Hoy en día, ya existen suplementos orales que no conllevan aquellos efectos secundarios vistos frecuentemente con los preparados clásicos (estreñimiento, dolor abdominal, sabor metálico,…) ya que son bien tolerados por las pacientes, lo que ha reducido notablemente la tasa de abandono del tratamiento que se observaba con aquellos.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.