La inteligencia aplicada a la tecnología ayuda a mejorar los diagnósticos

La detección precoz de las enfermedades permite tratarlas antes

Los médicos disponen de los resultados de las pruebas analíticas de los pacientes de manera cada vez más rápida y eficiente, lo que facilita el diagnóstico de enfermedades y las decisiones sobre el manejo del enfermo y agiliza la instauración del tratamiento. Esto es posible gracias a los sistemas de automatización de última generación con los que cuentan los laboratorios clínicos de los hospitales.

En esta mejora, la inteligencia aplicada a la tecnología cada vez tiene un papel más relevante, según ha quedado manifiesto en la sesión “Creando los laboratorios del futuro” organizada por Beckman Coulter, durante el XIII Congreso del Laboratorio Clínico celebrado en Sevilla, del 23 al 25 de octubre, por la Asociación Española de Biopatología Médica-Medicina de Laboratorio (AEBM-ML) y la Sociedad Española del Laboratorio Clínico (AEFA).

Las tecnologías de automatización han demostrado una mejora destacada de la calidad del resultado analítico, una disminución de los errores, una reducción del tiempo de respuesta y una mayor trazabilidad de las muestras, con menos utilización de recursos Cristóbal Avivar, director del Área Integrada Biotecnología de la Agencia Sanitaria Poniente (Hospital de Poniente, en Almería).

La tecnología inteligente es protagonista en la transformación que vive el laboratorio clínico y lo será aún más en el futuro, en el que ya se vislumbra como clave el uso del big data y la interconexión y análisis de datos de los resultados del laboratorio y de la historia clínica, con gran potencialidad para avanzar en la medicina personalizada, según Avivar.

Muestra del valor de la inteligencia aplicada al laboratorio clínico es el nuevo sistema adoptado por el Hospital Universitario de Fuenlabrada (Madrid), el DxA 5000, tecnología de automatización integral de última generación. El jefe del Servicio de Laboratorio de este centro, Santiago Prieto, ha explicado durante el Congreso su experiencia con esta tecnología: “La inteligencia en el laboratorio es capaz de gestionar las analíticas que se reciben por vía normal, preferente y urgente, y dar preferencia a las muestras que se identifican como prioritarias, de modo que, aunque se introduzcan de manera aleatoria, estas se analizan primero, sin comprometer el tiempo de respuesta”.

“La posibilidad de ampliar pruebas durante el proceso de validación, de manera automática, facilita la aplicación de criterios de adecuación de la demanda, tanto a nivel de anulación como de ampliación de pruebas, en función de los resultados”, añade. Con la incorporación de esta tecnología, el tiempo medio de respuesta del análisis de muestras de rutina se reduce en dos horas.

Mayor valor a la función del profesional

Uno de los principales cambios que trae consigo la automatización de los laboratorios es la reestructuración del trabajo de los profesionales. “La reducción de tareas no productivas implica un aumento de su aportación profesional al laboratorio, a la atención a los clínicos y a los pacientes, lo que supone una mejora de la capacidad diagnóstica”, asegura Avivar.

En la sesión “Creando los laboratorios del futuro” se han presentado las experiencias con este tipo de tecnología en hospitales europeos. Martin Langan, Blood Sciences Manager del Countess of Chester and Wirral Hospital, Chester (Inglaterra), ha destacado el significativo impacto que ha tenido el uso del DxA 5000 en cuanto a tiempo de respuesta y flujo de trabajo. “El tiempo de respuesta de los resultados de troponina (indicador de daño cardíaco) se ha reducido de 46 a 33 minutos (28%)”, ha indicado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.