La tecnología sanitaria innova para una mejor experiencia del paciente

Una vivencia más agradable en el hospital repercute sobre la salud

Los pacientes que tienen una experiencia más positiva en su contacto con la atención médica perciben mejor su estado de salud. Esta realidad ha hecho que cada vez más, los distintos agentes implicados en el sistema (Administraciones o proveedores de servicios sanitarios, entre otros) apuesten por destinar recursos a la implementación de nuevas prácticas, herramientas y estrategias que les permitan mejorar el grado de satisfacción de los pacientes.

Uno de los factores que más contribuye a mejorar la satisfacción de las personas en su contacto con el sistema sanitario es la tecnología, un elemento que ayuda a que la experiencia del paciente sea lo más positiva posible gracias a la mayor comodidad y adaptabilidad de los equipos, entre otros aspectos. Otras iniciativas pasan por acondicionar los espacios para pruebas diagnósticas, reducir la dosis de radiación en determinadas tecnologías o llevar a cabo pruebas más breves y menos incisivas con el único objetivo de mejorar esta experiencia.

Por tanto, las compañías tecnológicas invierten cada vez más recursos en el diseño de soluciones pensadas para el confort y la seguridad de los enfermos. Tal como explican desde Siemens Healthineers, los actuales sistemas de diagnóstico permiten una planificación preoperatoria individualizada y una evaluación inmediata. En la misma línea, los arcos en C y las soluciones híbridas de quirófano permiten un tratamiento mínimamente invasivo para el paciente y recuperaciones más rápidas.

Equipos que aportan confort

Los esfuerzos por innovar en soluciones diagnósticas por imagen de alta resolución (TAC, rayos X, resonancia magnética o imagen molecular) se centran mucho en ofrecer confort al paciente, que consiguen gracias a que se ajustan automáticamente a su anatomía y fisiología. Los avances en este campo también están muy dirigidos a aumentar su seguridad. Así, para paliar los efectos de los rayos X, se dispone de tecnología que proporciona una dosis baja de radiación e individualizada.

Los nuevos equipos de tomografía, para la obtención de imágenes tridimensionales de los tejidos y órganos, permiten su manejo con una tablet, de modo que el profesional sanitario puede estar al lado del paciente mientras realiza la prueba. “Se trata de un aspecto muy importante que mejora su experiencia, siendo especialmente relevante para personas mayores o niños”, señalan desde esta compañía. En cuanto a las herramientas basadas en IA ayudan a aumentar la eficiencia de las soluciones, como los ecógrafos de última generación que permiten obtener imágenes de alta resolución que se adaptan al tamaño y las características específicas de cada persona.

Por otro lado, gracias a la automatización de los laboratorios y a los sistemas de transporte de muestras que permiten priorizar las urgentes se agiliza la eficiencia operativa, lo que también ofrece indudables beneficios al paciente.

De la tecnología sanitaria depende la comodidad del paciente, algo que es posible gracias a las innovaciones que permiten detectar las enfermedades antes y con mayor precisión, tratarlas de forma más específica y menos invasiva, y controlar el resultado del tratamiento.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.