¿Qué es la demencia por cuerpos de lewy?

Dr. José Manuel García Moreno. Neurólogo en Hospital Universitario Virgen de la Macarena

La demencia no es más que una pérdida progresiva de las facultades intelectuales, hasta el punto de convertir a la persona en un ser totalmente dependiente de los demás para sobrevivir. La demencia por cuerpos de Lewy (DCL) es una forma mas de demencia, de entre los muchos tipos que hay. Probablemente sea la 2ª forma más frecuente, después de la enfermedad de Alzheimer.

Se llama así porque en el cerebro de estos pacientes se acumulan unos depósitos de una forma anómala de la proteína alfa-sinucleína, a los que llamamos cuerpos de Lewy. Existen dos formas de DCL, la demencia con cuerpos de Lewy, propiamente dicha y la demencia asociada a la enfermedad de Parkinson (DEP). No siempre es fácil distinguir entre una y otra. En general, si los trastornos cognitivos aparecen 1 año después de la aparición de los trastornos motores (temblor, lentitud, rigidez, alteración de la marcha) entonces hablamos de DEP, y si son los trastornos motores los que aparecen 1 año antes que los cognitivos, hablamos de DCL.

Para explicarlo de forma sencilla, podríamos decir que la DCL es una mezcla entre un alzhéimer y una enfermedad de Parkinson. Comparte síntomas de ambos. Una característica típica de la DCL es que los enfermos tienen alucinaciones visuales precozmente (ven cosas, personas o animales que no existen). Esto puede suceder en el alzhéimer, generalmente en fases avanzadas de la enfermedad, mientras que en la DCL pueden ser los primeros síntomas. Otros hallazgos típicos son la aparición de síntomas propios del párkinson: lentitud llamativa en los movimientos, rigidez, marcha lenta y arrastrada, temblor, etc. Junto a ello, los síntomas propios de una demencia (pérdida de memoria, desorientación, confusión, agitación, alteración del sueño, pérdida llamativa de atención, incapacidad para conducir, para vestirse, para comer, para reconocer a las personas o a las cosas, para comunicarse). La depresión, la ansiedad y la apatía también son comunes.

Ser hombre, tener más de 60 años y algún familiar con párkinson o enfermedad de Alzheimer son factores de riesgo para sufrir DCL. Una vez que aparecen los primeros síntomas, la muerte suele suceder de promedio a los B años. No existe una prueba para diagnosticar la DCL. El diagnóstico es por lo que el paciente nos cuenta y lo que nosotros vemos a través de la historia y la exploración clínica.

Aunque la enfermedad es imparable, existen fármacos que nos permiten mejorar todos o casi todos los síntomas de la enfermedad, tanto los cognitivos como los motores o los psiquiátricos. Es importante ver a un neurólogo con experiencia para obtener un diagnóstico adecuado e implementar el mejor tratamiento.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.