“Los contaminantes boicotean la vitamina D”

Dr. Nicolás Olea. Catedrático de Medicina de la Universidad de Granada

¿Cuál es el mecanismo por el cual tóxicos como el triclosán pueden favorecer la osteoporosis?

Todo apunta a que éste y otros químicos acaban provocando carencia de vitamina D. Esto está teniendo consecuencias importantes a nivel de salud. Ya hay estudios que han demostrado que la hipovitaminosis de vitamina D tiene mucho que ver con una mayor incidencia de cáncer de mama o problemas de tiroides.

¿Cómo es posible que, en un país de sol como el nuestro, un 50% de las mujeres menopáusicas tengan déficit de esta vitamina?

Pues es posible porque cuando empieza por analizar por qué hay cada vez más osteoporosis, se da cuenta de que no basta con el calcio. Ve que faltan piezas en el puzle, y es entonces cuando entran en juego los contaminantes ambientales.

¿Entonces los tóxicos son, al menos en parte, los causantes de la carencia de vitamina D?

En realidad, son los culpables de que la vitamina D no haga sus funciones, y una de ellas es Ia fijación del calcio en los huesos. Esta vitamina es en realidad una hormona. Todas las hormonas (los estrógenos, la progesterona, la hormona tiroidea y también la vitamina D) tienen receptores nucleares. Ellas son la llave y el receptor nucleares Ia cerradura. Cuando la llave se introduce en la cerradura, esta encaja perfectamente y abre la puerta para que se activen muchas funciones celulares.

El contaminante interrumpiría este proceso tan perfecto.

Exactamente. La naturaleza es muy sabia. Tanto es así que hace dos millones de años seleccionó a la hormona y a su receptor para realizar una determinada función, era un equipo ganador perfecto. El problema es que desde finales del siglo XIX hemos puesto en circulación 144.000 compuestos químicos que han acabado alterando la función de esas hormonas. En el caso de la osteoporosis, lo que hacen es hackear el mensaje de la vitamina D. Para explicarlo de forma gráfica cuando la llave de esta hormona se introduce en la cerradura, la puerta no se abre porque está ocupada por otra llave.

¿Qué químicos, además del triclosán, se sospecha que puedan debilitar los huesos?

Sobre todo, el bisfenol A y los ftalatos. Son compuestos que se unen a los receptores nucleares e, igual que están boicoteando la función de las hormonas tiroideas o los estrógenos, también están impidiendo que la vitamina D haga su función.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.