La hipertensión en cifras

El 42,6% de la población adulta es hipertensa

Juan Tamargo. Catedrático de Farmacología

El número de pacientes hipertensos ha aumentado de forma importante en los últimos años, pasando de 594 millones en 1975 a 972 millones en 2000 y se calcula que alcanzaremos los 1.500 millones en 2025. La HTA aumenta hasta casi el 60-70% en las personas de más de 65 años.

Dado que la población cada vez vive más, el número de hipertensos aumenta día a día. España es el país con la población más envejecida de Europa y se espera que en el año 2025 las personas mayores de 65 años representarán el 18.5% de la población total española, por lo que es evidente que la HTA supone un grave problema que se traduce en importantes repercusiones sanitarias y socioeconómicas.

En la actualidad se calcula que en España habrá más de 16 millones de hipertensos, y que el 42,6% de la población adulta es hipertensa.

No es pues de extrañar que un aumento de las cifras de la presión arterial (PA) constituya uno de los motivos más frecuentes por los que se consulta al médico en nuestro país.

El problema se magnifica si pensamos que en España hay 3 millones de hipertensos que desconocen que lo son y, por tanto, no se tratan.

Y lo más preocupante, 9 millones de hipertensos no tienen su PA controlada. Más aún, el número de hipertensos aumentará en nuestro país en los próximos años como consecuencia de que cada vez reducimos más la cifras de la PA que consideramos óptimas.

Además, en casi un 80% de los pacientes Ia HTA coexiste con otros factores de riesgo cardiovascular como obesidad, tabaquismo, hipercolesterolemia (aumento en los niveles de colesterol en la sangre), diabetes (aumento de las cifras de glucosa en la sangre) o sedentarismo.

La coexistencia de más de un factor de riesgo produce un incremento no aditivo sino exponencial en el riesgo cardiovascular; es decir, que cuando existen 2 factores de riesgo puede aumentar de 2 a 5 veces.

Ello explica por qué el tratamiento del paciente hipertenso implica actuar de forma simultánea sobre todos los factores de riesgo para alcanzar el máximo beneficio terapéutico.

Tipos de Hipertensión

HTA refractaria: es aquella en Ia que a pesar de que el paciente está tratado con al menos 3 fármacos (uno de ellos un diurético) la PAS/PAD sigue siendo mayor o igual a 140/90 mmHg.

HTA sistólica aislada: predomina en la población anciana, y se caracteriza por valores de PAS mayores de >140 mmHg, mientras que la PAS es casi normal (<90 mmHg).

Urgencia hipertensiva: una elevación aguda de la PA que se asocia con daño de los órganos diana: corazón, riñón, cerebro o vasos, que pone en peligro la vida del paciente y requiere reducir las cifras de la PA de forma inmediata.

HTA de “bata blanca”: aparece en individuos que presentan cifras de PA elevadas en la consulta, pero son normotensos fuera de la consulta. Está presente en un 30-40% de los individuos con valores elevados de la PA en la consulta.

HTA enmascarada: Se trata de hipertensos que tienen cifras de PA normal en la consulta, pero cifras de PA elevadas fuera de ella. Aparece en un 15% de los pacientes con PA normal medida en consulta.

Para descartar la HTA de bata blanca o la HTA enmascarada se recurre a la monitorización ambulatoria de la presión arterial (MAPA), a través de un dispositivo que permite registrar la presión arterial durante 24-48 horas mientras el paciente realiza su rutina diaria.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.