Hablar del suicidio no aumenta el riesgo de este tipo conductas

El suicidio es la primera causa de muerte por factores externos en España Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en nuestro país fallecen alrededor de 3.600 personas al año por esta causa, lo que supone 10 personas al día, algo que no impide que todavía a día de hoy sea una realidad silenciada que conlleva un gran estigma. En el último año, las muertes por suicidio han aumentado un 3,1% en España, lo que pone de manifiesto la urgencia de abordar esta situación, según quedó reflejado en la Jornada sobre la Prevención del Suicidio: Una realidad silenciada”, organizada por la Confederación de Salud Mental España el pasado 27 de marzo.

“El suicidio es el mayor problema de salud pública de Europa, según reconoce la Organización Mundial de la Salud. Es urgente implementar medidas eficaces y adecuadas en la prevención del suicidio. La cifra de fallecimientos por esta causa en nuestro país es alarmante y su disminución debe constituir una prioridad para todos. La sociedad no puede seguir mirando para otro lado”, aseguróNel A. González Zapico, presidente Confederación de Salud Mental España. Desde esta entidad reivindican un Plan Nacional de Prevención del Suicidio para abordar esta problemática.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, participó en la jornada para afirmar que “hay que romper el silencio y hablar de suicidio para que deje de ser un problema oculto”. Según expresó, hablar del suicidio no aumenta el riesgo de conductas de este tipo, que se pueden prevenir. Para ello, hay que desmontar los mitos que lo rodean, como que no solo se quitan la vida personas con trastornos mentales, o que la persona cuando se suicida quiere acabar con su propia existencia.

Entre los estereotipos y mitos que rodean al suicidio, se encuentra que las personas que lo intentan son egoístas, o bien se les atribuye la cualidad contraria (la valentía), cuando lo cierto es que es una conducta que responde a un intenso sufrimiento de la persona. Otra de las falsas creencias asociadas al suicidio es que la persona no avisa nunca a su entorno de sus intenciones, cuando la realidad es que en muchas ocasiones las revela de alguna manera.

Para prevenirlo, según Carcedo, es importante la consolidación del Código de Riesgo de Suicidio, que permita que la persona identificada con riesgo grave de suicidio o tentativa sea atendida en un muy breve lapso de tiempo, destacó la ministra. “Las comunidades autónomas, por su parte, deben elaborar sus procesos asistenciales integrados para una correcta y eficiente atención”, apuntó. Además, Sanidad pondrá en marcha un teléfono público y gratuito para prevenir el suicidio, del mismo tipo que el 016 que atiende a todas las víctimas de violencia de género las 24 horas del día.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.