¿Es buena la aspirina para prevenir infartos?

Dr. Antonio Ruiz de Azúa. Médico de familia

No siempre. La aspirina disminuye la acumulación de plaquetas y, dado que el infarto se produce por un coágulo que tapona un vaso coronario, puede ser útil para evitar las enfermedades cardiovasculares. Esta idea fue la que empujó a muchos a tomar una aspirina diaria para protegerse frente a un posible infarto. El problema está en que este uso preventivo no es recomendable para todo el mundo.

Nuevos hallazgos. Un estudio de la Universidad de Harward (EE. UU.) alertaba de que el uso de la aspirina de forma preventiva podría tener efectos adversos en personas saludables y que aquellos que la consumían tenían muchas más posibilidades de sufrir un sangrado del tracto digestivo y otros efectos secundarios.

Nueva recomendación. Así la American Heart Association ha dejado de recomendarla como medida preventiva y señala que, si nunca se ha tenido un ataque cardíaco, es posible que una aspirina diaria no solo no ayude en absoluto, sino que podría causar problemas. Algo diferente es si se ha sufrido ya un infarto o un derrame cerebral. En ese caso sí que es posible que el médico recomiende tomar una dosis baja de aspirina para reducir el riesgo de tener otro.

Adiós a los problemas cardiovasculares

Desde la Fundación Española del Corazón subrayan que se puede reducir el riesgo de infarto en un 80% simplemente dejando de fumar, haciendo ejercicio de forma regular y siguiendo una dieta sana que sea rica en frutas y verduras.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.