En España entre un 3% y un 7% de la población padece asma

La industria desarrolla 50 tratamientos para el asma.

La industria farmacéutica está desarrollando más de un centenar de medicamentos y vacunas para enfermedades respiratorias y cerca de 50 tratamientos específicos para asma, según señala la patronal española Farmaindustria que cita datos de su homóloga americana Phrma con motivo del Día Mundial de la enfermedad, que se celebró el pasado 5 de mayo.

En España, el Registro Español de Estudios Clínicos (REEC), que lidera la Agencia Española de Medicamentos (Aemps), recoge un total de 184 ensayos para esta patología, de los que casi la mitad están en fase III.

Se calcula que en España entre un 3% y un 7% de la población padece asma. Además, es la enfermedad crónica más común de la infancia, ya que afecta al 10-12% de los niños.

La patronal recuerda que el uso regular de medicamentos para el asma logra una reducción efectiva de los síntomas y una mejora de la respuesta pulmonar, y tiene un impacto positivo en la calidad de vida de los paciente. Reduce la probabilidad de sufrir una exacerbación y puede reducir en más de un tercio las hospitalizaciones asociadas.

Beneficios de los fármacos

En concreto, expone, el uso regular de corticoides es efectivo en la reducción de síntomas, la mejora de la función pulmonar, la disminución de la hiperrespuesta bronquial y la reducción del número de exacerbaciones. El uso regular de beta-agonistas de larga duración puede mejorar el control del asma y reducir las exacerbaciones. Más recientemente se ha demostrado el valor de los anticuerpos monoclonales en el asma de difícil control

Farmaindustria resalta el ahorro económico derivado del control de la enfermedad. El informe El valor del medicamento desde una perspectiva social, realizado por la Fundación Weber , expone que en España, el coste medio asociado a un paciente asmático no controlado es 2,3 veces superior al de un asmático parcialmente controlado, y 3,7 veces superior al de un asmático controlado, mientras que las pérdidas de productividad laboral pasan de representar el 2,6% del coste total al 22% si la enfermedad no está bien controlada. (DM)

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.