El cribado de cáncer revela 1.300 tumores de colon en Barcelona en 10 años

El 70% de las neoplasias se detectan en estadios iniciales

El programa de cribado de cáncer de colon -el test de sangre en heces- ha permitido detectar en Barcelona 1.300 tumores de colon en una década. La capital catalana cumple 10 años con esta prueba de detección precoz del cáncer de colon y ya ha realizado más de 575.000 test. Este tumor es el más común en Cataluña, sobre todo a partir de los 50 años.

La prueba de detección precoz de este tipo de cáncer se dirige a todos los hombres y mujeres de 50 a 69 años. La población diana recibe una carta, cada dos años, para tomarse una muestra de sus deposiciones. En las heces puede haber pequeñas cantidades de sangre que, aunque no se ven a simple vista, pueden ser sintomáticas de algún problema de salud, como el cáncer de colon. Si la muestra da positivo en sangre, se le realiza una colonoscopia para extirpar los pólipos que pueden ser potencialmente malignos o detectar alguna lesión cancerosa en estadios iniciales.

El jefe del servicio de Epidemiología del Hospital del Mar y presidente del Consejo Asesor de Cribado de Cáncer de Cataluña, Xavier Castells, matiza que Ia sangre oculta en heces no tiene por qué ser síntoma de lesiones tumorales. “A veces se debe a hemorroides u otras enfermedades que no tienen nada que ver con cualquier crecimiento anormal debido al colon”.

Castells apunta, de hecho, que solo se han detectado pólipos en el 5% de los casos, y que, de este porcentaje, una tercera parte son de bajo riesgo y dos terceras partes corresponden a riesgos intermedios o altos que necesitan un seguimiento mayor. Solo un 3,7% de ese 5% derivan en un cáncer. El 70% de los tumores que se detectan están en estadios iniciales, por lo que hay más probabilidad de curación.

En esta década con el programa en marcha, Barcelona ha extirpado pólipos con potencial maligno a 15.500 personas, de las cuales, el 64% tenía un riesgo medio o alto. En estos 10 años, se han enviado 1,4 millones de invitaciones para hacer la prueba a más de 566.000 personas.

“Si podemos detectar estas lesiones incipientes, elevamos la supervivencia entre un 15% y un 20% más”, asegura Pilar Saura, directora general de Planificación en Salud de la Generalitat. Según Castells, un estudio ha comparado la mortalidad por cáncer colorrectal entre las comunidades que tienen este cribado y las que no, y ha detectado una reducción del 9% de la mortalidad en solo siete años, con lo que esperan superar esta cifra.

Cataluña, que se convierte en Ia comunidad autónoma de más extensión en llevarlo a todo el territorio, fue pionera en iniciar un piloto en el Hospital de Bellvitge, que poco después se llevó a parte a las áreas del Clínic y el del Mar, y en 2015 se extendió al resto de Barcelona. Luego se llevó a toda la provincia, también a Girona y, más tarde, a Lleida y Tarragona. M.T.TOUS

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.