Alertan sobre los riesgos para la salud mundial de un frenazo en la vacunación

La generalización de las vacunas es uno de los grandes logros de la humanidad en términos de salud. En su conjunto, la Organización Mundial de la Salud estima que estos fármacos (existen más de 40 para la prevención de 25 enfermedades evitables) salvan al menos tres millones de vidas al año.

Pero en los últimos años se aprecia un estancamiento en la extensión de los programas de inmunización en las áreas menos favorecidas del planeta. Además, diversas amenazas se ciernen sobre el esfuerzo internacional desarrollado en las últimas décadas para lograr coberturas superiores al 90% de la población en todos los territorios: la desafección hacia las grandes iniciativas benéficas internacionales, el auge de nacionalismos y populismos en muchos países donantes, la situación crítica de muchas áreas objeto de los programas de vacunación por conflictos bélicos o escenarios de pobreza en sus estados e incluso la escasez de profesionales sanitarios.

Así, y con el objetivo de alertar a la comunidad internacional sobre los riesgos que corren los programas internacionales de vacunación y los logros alcanzados por estos, describe la situación actual de la inmunización Kate Dodson, vicepresidenta de la Fundación Naciones Unidas.

Señala que diversas amenazas que ponen en peligro los avances conquistados. El primero de ellos, el de la falta de profesionales sanitarios. En el ámbito geopolítico, pone el acento sobre las amenazas que suponen la creciente hostilidad hacia el multilateralismo, la decreciente confianza en las instituciones y los giros nacionalistas y xenófobos en muchos países.

Otro riesgo es la caducidad próxima de muchos programas internacionales de colaboración, como GAVI o la Global Polio Erradication Initiative.

 

Dodson hace hincapié en la necesidad de desarrollar un nuevo modelo de colaboración internacional que permita asegurar lo logrado y avanzar hacia los objetivos de desarrollo sostenible relacionados con la inmunización en particular y la salud en general.

“El mundo ha logrado demasiadas mejoras en inmunización como para detenerse ahora. Con amenazas como el cambio climático, las resistencias antimicrobianas o las epidemias en aumento, los socios públicos y privados deben renovar su compromiso para ir más allá y no dejar a nadie en el camino”, concluye el llamamiento a favor de los programas de vacunación.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.