La salud de tu nariz influye en tu rendimiento deportivo

Un deportista profesional puede llegar a inhalar 40.000 litros de aire al día, cuatro veces más que una persona en condiciones normales

Maria Colomé, otorrinolaringóloga, Barcelona

¿Sabías que la nariz juega un papel importante en el rendimiento deportivo? Un deportista profesional puede llegar a inhalar 40.000 litros de aire al día, cuatro veces más que una persona en condiciones normales. Ante este esfuerzo físico extenuante se requiere que el sistema respiratorio nasal funcione eficientemente, para poder satisfacer el incremento de la demanda de oxígeno. Por lo tanto, al practicar deporte es crucial que el órgano nasal esté en perfectas condiciones fisiológicas, para evitar consecuencias negativas en el rendimiento y en la calidad de vida.

La nariz es la puerta de entrada del aire que respiramos. Las fosas nasales filtran, limpian, humidifican y calientan el aire inspirado para que llegue en óptimas condiciones hasta los pulmones. También juegan un papel inmunológico importante, actuando como barrera para posibles infecciones. Cuando hay una obstrucción nasal, se respira más por la boca, disminuyendo la oxigenación celular, aumentando la frecuencia cardíaca y aumentando la frecuencia respiratoria. Esto tiene consecuencias importantes en las personas que practican deporte habitualmente: bajo rendimiento, falta de concentración, cansancio al día siguiente de la práctica deportiva, ausencia en los entrenamientos, incluso con el tiempo pueden desarrollar otras patologías como hipertensión arterial y arritmias.

Un aire mal filtrado por las fosas nasales es un aire frío, sucio, seco, que puede provocar faringitis, laringitis, bronquitis, disfonías y tos. Una obstrucción nasal puede ocasionar ronquidos y alteraciones del sueño, presentando un sueño poco reparador y provocando irritabilidad, depresión, cansancio, fatiga, incluso disfunciones sexuales. También se pueden observar resfriados frecuentes que no acaban de curarse nunca y que se complican a menudo con taponamiento ótico, sinusitis y cefaleas siendo frecuente el deterioro progresivo del olfato.

El 40% de las fracturas faciales ocasionadas en los deportes son de nariz

Por otra parte, el 40% de las fracturas faciales ocasionadas en los deportes son fracturas nasales, llegando al 85% en los deportes de combate. Muchas veces estas se tratan mediante una reducción en el mismo momento, pero en el 50% de los casos no quedan resueltas, por lo que tendremos que practicar una septoplastia, rinoplastia o rinoseptoplastia con finalidades tanto funcionales como estéticas. Muchas fracturas nasales no se diagnostican porque los pacientes no son conscientes de la lesión. A menudo, las fracturas nasales se tratan solo desde el punto de vista funcional, sin tener en cuenta el impacto psicológico que puede tener en los deportistas.

Por lo tanto, la situación actual de muchos deportistas es que el rol de la nariz en su salud está infravalorado. Muchos deportistas están acostumbrados a respirar mal, sin ser conscientes de ello. Generalmente las revisiones médicas deportivas no incluyen una revisión de las vías altas respiratorias. Desde mi experiencia como otorrinolaringóloga, siempre recomiendo realizar revisiones completas para detectar patologías y malos hábitos respiratorios, que inciden en el rendimiento deportivo, y establecer tratamientos personalizados según las características de cada caso.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies