En España, uno de cada diez ciudadanos de más de 40 años padece EPOC, pero el 73% de las personas que la sufre no lo sabe

Man Coughing

Jorge Paricio

Director Salud AXA

Constantes y Vitales, plataforma formada por AXA y LaSexta, para potenciar la investigación en la salud y la prevención, tiene como objetivo este año concienciar a la sociedad sobre la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), que provoca un bloqueo persistente del flujo del aire que causa dificultad para respirar.

La EPOC es  una enfermedad progresiva de las vías respiratorias que incluye patologías con una sintomatología parecida, pero que se diferencian en su aparición, diagnóstico y tratamiento. Bajo este término, encontramos las siguientes enfermedades: enfisema pulmonar (hiperinsuflación patológica de los pulmones), bronquitis obstructiva crónica (con o sin enfisema pulmonar) y la bronquitis crónica con componente asmático. Esta enfermedad afecta a 210 millones de personas en el mundo. En España, uno de cada diez españoles de más de 40 años padece EPOC, pero el 73% de las personas que la sufre no lo sabe, pues sus síntomas pueden considerarse secundarios al tabaquismo sin pensar que se está desarrollando una enfermedad grave. Actualmente, es la cuarta causa de muerte a nivel internacional, con una tendencia al alza: según la OMS, en el año 2020 probablemente la EPOC será la tercera causa de muerte a nivel mundial. Asimismo, prevé que las muertes por EPOC aumenten en más de un 30% en los próximos diez años.

Los síntomas diagnósticos son: disnea (ahogo), expectoración anormal, tos crónica y disminución de la capacidad pulmonar. También pueden presentarse sibilancias (un sonido de silbido al respirar) y presión torácica. Era más frecuente en hombres, pero con el aumento del consumo de tabaco y la exposición a la contaminación, actualmente afecta a ambos sexos por igual. Para diagnosticarla basta una espirometría simple, es una sencilla prueba que mide el volumen respiratorio. Otras exploraciones a realizar son la rx de tórax y gasometría arterial (medición de oxígeno y CO2 en sangre).

No tiene cura, pero es prevenible, de ahí la importancia de controlar los factores de riesgo y acudir al médico ante la aparición de los síntomas. El tratamiento puede retrasar su progresión, pero no tiene cura. Está comprobado que el 90% de las muertes se producen en países con poco acceso a las campañas de diagnóstico y prevención

El principal factor de riesgo a evitar es el humo del tabaco (fumadores activos y pasivos): el 90% de las personas con EPOC son fumadoras. Otros factores están relacionados con la contaminación del aire de interiores (por ejemplo, la derivada de la utilización de combustibles sólidos en la cocina y la calefacción) y del aire exterior, exposición laboral a polvos y productos químicos (vapores, irritantes y gases) e infecciones repetidas de las vías respiratorias inferiores en la infancia. En casos aislados, la EPOC también puede estar causada por factores hereditarios.

Cuidar el aire que respiramos es otro hábito de vida saludable. En tus manos, en este caso, en tus pulmones, queda.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies