Algunos utensilios de plástico pueden poner en peligro nuestra salud

Estudios científicos consideran que los componentes químicos de los utensilios de plástico son los respon­sables del aumento de ciertos tipos de cánceres, obesidad, diabetes, problemas de tiroides y asma infantil

Jorge Paricio

Director de Salud Axa

¿Es seguro calentar alimentos en una fiam­brera? ¿Podemos reutilizar las botellas de plástico? ¿Los platos y vasos desechables comportan algún riesgo para la salud? Estos utensilios, que creíamos inocuos, plantean ciertas cuestiones en torno a los peligros que pueden con­llevar para nuestra salud por la migración de sus­tancias químicas.

Estudios científicos consideran que son los respon­sables del aumento de ciertos tipos de cánceres, obesidad, diabetes, problemas de tiroides y asma infantil.

El bisfenol A (BPA) es un estrógeno sintético débil que se encuentra en muchos productos de plástico rígido, como revestimientos de latas de alimentos, botellas o selladores, entre otros. Francia ha prohi­bido el uso de BPA plastificante en toda la cadena alimentaria a partir de 2015 y, en la UE, para los pro­ductos destinados a la lactancia y edades tempra­nas.

Para reducir tu exposición a esta y otras sustancias químicas de los plásticos, ten en cuenta:

  • No cocinar alimentos en recipientes de plástico ni usar bolsas para hornear o cocinar a vapor; los residuos del plástico pueden pasar a los alimentos cuando se calientan en un horno regular o de mi­croondas. Tampoco deben utilizarse vasos de plás­tico con productos muy calientes (café, té, etc.) ya que el efecto es igual de nocivo.
  • Los plásticos con el símbolo de reciclado 2, 4 y 5 por lo general se consideran aptos para su uso. Los plásticos con el símbolo de reciclado 7 son aptos para su uso siempre que tengan la sigla “PLA” o un símbolo de una hoja en ellos. El número con el sím­bolo de reciclado es el código que muestra el tipo de plástico que se usa para elaborar el producto. El símbolo de reciclado con el número 1 también es apto para su uso, pero no debería usarse más de una vez (no vuelvas a llenar las botellas de agua embo­tellada).
  • Lavar bien los recipientes después de cada uso. No emplear la tapa para calentar, ya que en la mayoría de los casos no soportan las altas temperaturas. Si se congelan, deben evitarse golpes y posibles cortes que puedan estropearlos.

           Y recuerda, para evitar contaminaciones, se aconseja utilizar siempre que sea posible vidrio, porcelana, metal recubierto por esmalte o sartenes, ollas y con­tenedores de acero inoxidable para alimentos y bebi­das, especialmente si están calientes.

También te podría gustar...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies